cuentos en la menor
matar a borges  
  Home
  Novelas del autor
  Libro de visitantes
  Consejos ajenos para incipientes escritores
  Contactáme
  Cuento recomendado del mes
  ¿Por qué escribimos?
  Textos amigos
  => Sansimon en plumas
  => Adriel J. Roitman
  => Germán
  => Alvaeno
  => Pablo G. Del Pino
  => Héctor Estrada
  => Juan Carlos Galván Vela
  => María Fernanda Zugasti
  => Norma Fleytas
  => Néstor Rubén Gimenez
  => Natts
  => Roxana
  Guiones de Cine
  Videos
  Autor Francisco Cappellotti
  Encontráme en Facebook
Todos los derechos registrados (Copyright)
Juan Carlos Galván Vela

Gato rabioso

 

            ...los gatos me acecharon el día en que te fuiste, deslizaron su agonía en lamentos por los pasillos, por los muros y sin tocar la puerta, penetraron lentos, sinuosos, embarrando las paredes con su maullido.

Invadieron la sala, la habitación desierta, con la cola en vilo, nocturnos, jactanciosos mientras tu voz imita sus formas, su andar en acecho de la línea telefónica por donde me gritas tu decepción, tu desprecio, el reproche por no asistir a una cita que no planeamos, tu “gracias” irónico que me desconcierta y reproduce en mis manos nuevamente el sabor de aquella caricia, el pequeño amor que los dos inventamos.

            Y no obstante la disculpa, mendigarte perdón para que lo comprendas todo, no me rechaces y arrastren de nuevo tus recuerdos hasta aquel autobús, vehículo en ruinas que mitiga con su vaivén, con su ajetreo y andar de gato, la angustia que llevo dentro por no conseguir de ti, sólo por una vez, la entrega plena.

            El autobús nos conduce por otros mundos, entre gatos distintos y lamentos rabiosos y orgasmos sin luna.

Esencia tuya en mis dedos que saludan, palpan e inventan otra receta distinta para nuestro amor que ya conoce todo, incluso la forma de probar un sueño.

Mano en la nariz, inmerso en el perfume que no conoce vergüenza cuando se desliza con soltura bajo tu disfraz, sinuoso movimiento felino que repites en el lecho junto con los gatos.

            Yo dentro de ti, entre tu ropaje cuando todos miran, cuando el hombre a espaldas nuestras levanta la cabeza para buscar y seguir con la mirada el tacto tuyo que intenta entre mis ropas despertar el deseo que jamás termina.

Apenas audibles escapan mis palabras al hacerte notar a aquellos que nos observan. Y entonces yo, sin querer, invento un paisaje tras el cristal empañado con realidades en la ventana, contemplando en la imaginación la sombra de los gatos, su reclamo, su mofa de mí porque repito tus palabras punzantes tras la línea telefónica:

            - Te espero en donde principia la noche... El tiempo es nuestro.

            - Perdona, la eternidad ha caído...

            Y ante mi negativa tu protesta y maullido felino:

            - Entonces adiós, hasta cuando quieras tú...

            - No puedo...

            - Vade... Sabes en donde encontrarme...

            - Quizá si...

            Gris el paisaje tras el cristal que invento, presos en el autobús que invento, en tu gesto, en tu voz tras la línea, la caricia que también invento.

Maullido verdadero, burlesco, lamento de amor.

            Pero qué decir del camino que nos traga, que nos sumerge en el deseo fugaz cuando debías estar en casa protegiendo tu virginidad como el mayor tesoro... Y YO LO TENGO EN MIS MANOS...

Fingiendo encontrar en la distancia las palabras, repetidas en silencio para no llamar la atención a quienes nos han descubierto: el joven, la mujer, otro tipo atrás.

Mano mía que se sumerge entre tu falda, sobre el nylon de las medias que aprendiste rápidamente, me place tocar con suavidad.

Tu rodilla arriba, mi mano abajo, al borde de la liga.

Piernas cruzadas mientras finges somnolencia, extasiado ante el cuadro que sólo es en mi mente, producto de tu lejanía.

Es tan sólo un suspiro de decepción extraído al final de la ruta, con el alto que sólo me deja llegar hasta el ramaje que cubre tu cuerpo.

            Dedos finos entre las piernas... ligeros gatos... maullido del hombre cuando grita: ¡¡... Llegamos....!!!

            Alto intempestivo a la caricia que me conduce al cielo, frotar cada vez más el placer de sentirte cerca cuando jamás te he tenido.

Duerme, sueña, facilita mi intromisión con tu fingir paisajes que invento y pueda así continuar con mi mano bajo tu hábito...

Amor que se desparrama como miel, cálida, suave... repulsiva para que se envenenen los gatos, la beban los gatos y se mofen sarcásticos en lamentos, imitando el llanto de un niño cuando llora, cuando hacen el amor en el fondo de la casa, al fondo de tu vestimenta.

Límite de medias blancas, ligera ropa, amarga, sutil.

            Despertar en el autobús cuando tantos otros fingen dormir igual que tú.

Frenar repentino en un ALTO, miradas que persiguen tu mano dentro de mí, palpando suave el amor que te pertenece.

Y ya sin reclamo por esta primera vez ante una cita frustrada, sin reproches, sin desencanto, feliz con el placer en mis manos al tocar en ti la miel de tu cuerpo, miel que por una ocasión, sin ser un sueño... yo lamí con deleite, junto con los gatos...

 

 

 

 

Juan Carlos Galván Vela. (Pueblo Nuevo, Gto. México 1960) Periodista, Narrador y Poeta, ex Docente. Fue Becario de la Universidad Quetzalcoatl en Irapuato durante el periodo 2002-2003. 2do. Lugar del Premio Nacional de Cuento “Francisco J. Mújica” 1988. Obtuvo el Premio al Mérito Periodístico “José Pagés Llergo 1999” por su trayectoria. Reconocido como Periodista del Año 1999 por la misma Universidad Quetzalcoatl.

Cuenta con los poemarios Puerto de Águilas, Horizontes, El Desierto del Mar, y prepara Donde Florece la Soledad; en narrativa tiene la novela Silencio, y dos volúmenes de cuentos: La luna creció en el tecolote e Itinerario de la desolación. Reunió dos libros de motivación personal, cuyo título es Mapa del tesoro que guardé para mis hijos, y una recopilación de textos periodísticos.

Durante veintiún años de periodismo, acumuló igual número de preseas y menciones honoríficas, tanto en lo periodístico como en lo literario.

            Hoy en día, sus textos se difunden en portales de España, Perú, Argentina, Estados Unidos, Canadá, Italia y México. Aparece en el directorio de la Red Mundial de Escritores en Español (REMES).

Actualmente radica en Irapuato, Gto. México.

 

E. mail: juandedios333@hotmail.com

 

 

Nuevo  
  Matar a Borges del 1 al 4 de Julio 2012 en todas las librerías  
Publicidad  
   
Hoy habia 1 visitantes (10 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=